Apoyo a la Federación - Normas sobre ruidos

La Federación de Peñas pide apoyo para que no se impugne la normativa sobre ruidos que va a aprobar el Ayuntamiento de Sevilla, que da algún soporte legal a nuestras actuaciones flamencas y reconoce la actividad de las Peñas como cultural. Inscríbete entre los que apoyan la actividad de las Peñas.

En la Peña encontrareis pliegos de firmas con este propósito.

 

COMUNICADO COMPLETO DE LA FEDERACION DE PEÑAS FLAMENCAS DE SEVILLA

Recibimos con alegría la nueva ORDENANZA CONTRA LA CONTAMINACION ACUSTICA, RUIDOS Y VIBRACIONES propuesta por la Delegación de Medio Ambiente del Excelentísimo Ayuntamiento de Sevilla. Después de más de 50 años de la existencia de las Peñas Flamenca en Andalucía, por fin un Ayuntamiento he demostrado tener sentido común en el tratamiento hacia esta Entidades Culturales que son sin ánimos de lucro y que suponen, más de 390 en toda Andalucía y solo en la capital de Sevilla hay 16 Federadas, y todas hemos sufrido en mayor o menor medida el problema que hace referencia estas Ordenanzas.

Esta nueva Ley, por supuesto que no nos da permisividad para que se haga cualquier cosa en estas entidades. Las Peñas estaremos sujetas a una ley como cualquier otra entidad, pero en su desarrollo recoge en su Artículo 5º un párrafo que llevamos muchos años esperando. Es ni más ni menos que la consideración de calificar al flamenco no como ruido, sino como un acto cultural. Dicho párrafo dice así:

<- Actividad con música en directo: toda actividad donde la música, incluido el cante, en cualquiera de sus acepciones y variedades, se genere por interpretación directa de actuantes o ejecutantes, usando o sin usar elementos amplificadores de sonido y altavoces. Dentro del concepto de música en directo se incluirán las representaciones o actuaciones musicales en directo empleando cualquier tipo de instrumento, elemento o arte que genere cualquier tipo de sonido. Quedan exceptuadas de dicha consideración las actividades de cante desarrolladas en el ámbito de las asociaciones culturales federadas sin ánimo de lucro, peñas, donde el cante se desarrolle utilizando únicamente la voz humana y el acompañamiento de guitarra de cuerda sin instrumento amplificador, altavoz o de megafonía. En todo caso estas asociaciones vendrán obligadas a adoptar las medidas de aislamiento acústico necesarias para garantizar que no se superen los valores límites establecidos legalmente.>

Pedimos que nos ayudéis a conseguir que se nos respete el derecho a seguir haciendo más grande nuestra música mas autentica, apoyando estas ordenanza que está en proceso de aprobarse, y que tiene en contra muchas impugnaciones. Para ellos tendremos que manifestarnos a favor en los medios, recoger firmas en las Peñas, y apoyos en las redes sociales.

NO PODEMOPS DEJAR QUE SE NOS ESCAPE ESTA POSIBILIDAD DE TENER UNAS ORDENANZAS MUNICIPALES QUE NOS DE ALGUN DERECHO PARA QUE PUEDAN SEGUIR EXISTIENDO LAS PEÑAS FLAMENCAS.       ¡! AYUDANOS ¡¡



Conócenos

 

La Peña Cultural Flamenca Torres Macarena fue fundada en 1974 por un grupo de amigos unidos por la misma afición: el flamenco y que solían reunirse en el taller artesanal del pintor Juan Campos Navarro quien sería su primer Presidente.

A este grupo de cabales se unieron poquito a poco artistas como Pies Plomo, José de la Tomasa, José Domínguez 'El Cabrero', 'El Chocolate', Manuel Oliver, Pedro Bacán, El Chozas...

La Peña se llama así porque su primera sede se ubicaba en la calle Torres en pleno barrio sevillano de la Macarena. Dotada de estatutos que la consolidaron jurídicamente, la Peña se impuso poco a poco como punto de cita flamenca obligado, gracias a sus primeros recitales y su actividad en la vida cultural sevillana.

El año 1975 quedará marcado por el éxito del espectáculo 'Ecos de Torres Macarena' en el entrañable y conocido teatro Lope de Vega, por cantaores y tocaores, todos artistas de la Peña y con gran repercusión en la prensa y la radio. Las solicitudes de socios aumentan y, como era de prever, pronto el local se vuelve demasiado pequeño. En 1976, con medios económicos muy modestos, adquiere en la calle Torrijiano nº 29 un local más amplio que hoy en día sigue siendo sede de la Peña. El acto deinauguración fue un momento cultural y festivo cuyo acierto quedó ampliamente comentado por los medios de comunicación. El disco Noches de Torres Macarena, producido por la Peña, queda como testimonio de este año excepcional.

Con mayor espacio y más bello entorno, y con estructuras administrativas bien asentadas, ahora la Peña puede ofrecer cada año un programa de recitales por los que han pasado los mejores artistas del cante y del baile, de Fosforito a José Mercé, de Matilde Coral a Pepa Montes. Además, bajo las iniciativas de los sucesivos presidentes, pueden desarrollarse proyectos como el Concurso Juvenil de Saetas anual, el Concurso Juvenil de Cante Flamenco, elConcurso Juvenil de Guitarra, el Concurso Juvenil de Baile, el Concurso de Cante por Fandangos. Se organizan eventos como el Centenario del Nacimiento de Manuel Torre, marcado por la primera misa flamenca de la Peña; el Centenario de Manuel Vallejo, sellado por la edición de un libro, ambos con la colaboración del Ayuntamiento; los homenajes a Antonio Mairena (que inauguró la primera sede de la calle Torres), y a Tomás Pabón; ciclos con conferencias y cante como el dedicado al barrio de Triana, y cada año el homenaje a Pastora Pabón, la Niña de los Peines. La vocación social de la Peña no queda olvidada y se organizan intercambios con otras peñas como la de Huelva, La Plateria de Granada y la de Juan Breva de Málaga, entre otras. Fiestas navideñas y de la Cruz de Mayo, el día del socio, sin hablar de su caseta de Feria que presenta actuaciones flamencas.

En 1988 sale el primer número de su boletín Arco Flamenco destinado al cuerpo social, en el que los socios analizan temas flamencos y cuentan sus vivencias flamencas, y que sale con una frecuencia más o menos trimestral, con presentación renovada en 1998. Las reuniones flamencas en torno a temas relacionados con el flamenco fueron otra iniciativa de esta Peña, así como la de facilitar el local al Distrito de la Macarena para un taller de baile, ampliado despues con talleres de cante y de guitarra. Mientras tanto, a pesar de sus escasos recursos, se han acometido obras de mejora funcional y estética del local de la Peña.

Hoy en día, el local cuenta con un salón para recitales con unas 120 sillas; hay que subrayar que es un lugar donde el flamenco se respeta y se escucha con veneración, donde se canta sin megafonía, donde los artistas están arropados por el públicodebido a la situación del escenario que propicia las interacciones; es de tradición que el artista finalice su recital con un cante "a palo seco" (toná o martinete). Por eso, ganarse al público de esta Peña exigente en el que siempre se encuentran artistas conocidos, es una meta importante para todos los artistas, en especial para los jóvenes.

El artículo 2 de los estatutos pone de manifiesto la filosofía de la Peña, que permanece la misma por encima de la personalidad propia de sus distintas Juntas Directivas:

"...y, por encima de todo, cuidar, fomentar, proteger e impulsar nuestro cante flamenco, mirar por él, librarlo de impurezas, devolverlo a su auténtica realidad".

De este artículo se desprenden las grandes líneas de acción de la Peña:

* Mantener y difundir el flamenco como cultura auténtica. En este sentido hay que subrayar la colaboración cada vez más frecuente- y necesaria- con las Autoridades locales, lo que constituye un reconocimiento de hecho del papel cultural de la Peña Torres Macarena en Sevilla.

* Defender la pureza y ortodoxia del cante flamenco gracias a los recitales con artistas consagrados, por medio de investigaciones, conferencias y coloquios con participación de los flamencólogos más conocidos y con el papel permanente de los socios.

* En la sala de los recitales, el decálogo del buen flamenco nos recuerda cómo se comporta el aficionado de acuerdo con esta filosofía.

* Fomentar y difundir la cultura flamenca, en especial cerca de los jóvenes gracias a los concursos juveniles y a través de visitas culturales de numerosos colegios organizadas en colaboración con la Diputación. Al respecto, cabe subrayar que artistas conocidos han hecho sus primeros pasos en esta Peña: José de la Tomasa, Esperanza Fernández, Isabel Bayón entre otros, y el relevo por jóvenes talentos del cante, del baile y del toque parece asegurado.

El final del milenio ha sido marcado por una serie de actividades brillantes en conmemoración del XXV aniversario de la Peña que desde años es referencia obligada en el mundo del flamenco.

Peña Cultural Flamenca TORRES MACARENA
C/, Torrijiano, 29   Sevilla  41009  Tlf Presidencia  639 936 929   Tlf Bar  954 372 384  e-mail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.